Toma asiento, ponte el babero, coge el cuchillo y el tenedor
y... ¡disfruta de la tradición!

Reserva una
mesa
  • Categorias

    que visitar

    planes matanceros

    Gormaz

    Berlanga de Duero

    San Baudelio

  • Comentarios

Como complementar tu visita matancera (IV). Gormaz, Berlanga de Duero y la ermita de San Baudelio

En entradas anteriores en este blog visitamos El Cañon del Río Lobos, Calatañazor y la Fuentona y recorrimos los lugares mas interesantes que encontramos en el camino de El Burgo de Osma a Madrid.

En esta entrada vamos a visitar enclaves situados al sudeste de El Burgo, en dirección a Almazán o Zaragoza por la Nacional II. El primer lugar por el que debemos pasar es por Gormaz. Situada a tan solo 16 Km por la carretera SO-130, la pequeña aldea de Gormaz cuenta con dos atractivos turísticos de primera magnitud. La Ermita de San Miguel, iglesia románica del S. XI que cuenta con unas bonitas pinturas, situada en la ladera sur del impresionante Castillo Califal. Construído por el Califato de Córdoba en el S. IX, fue escenario de múltiples batallas en la Reconquista. El castillo tiene una enorme muralla y se pueden contemplar extraordinarias vistas de todo el valle del Duero.

Desde aquí viajaremos 17 km hasta Berlanga de Duero. Berlanga de Duero es una villa medieval en la ribera del Río Escalote. Cuenta con una impresionante Colegiata Gótica del S. XV y XVI y está dominada por un impontente y excelentemente conservado Castillo. El castillo tiene dos partes bien diferenciadas, la interior medieval, construída desde el S.XI y la fortificación artillera mas moderna del exterior, construída en el S.XVI.  

Nuestra última etapa de esta excursión nos lleva a 7 km de Berlanga, hasta la localidad de Casillas de Berlanga

En esta pequeña aldea se encuentra una de las joyas mas desconocidas y espectaculares de todo el patrimonio español, la ermita mozárabe de San Baudelio. Es un monumento singular por su arquitectura, caracterizada por la columna central en forma de palmera como por sus singulares y excepcionales pinturas románicas.

La ermita arrastra una triste historia de expolio, ya que en la década de 1920 los frescos románicos fueron vendidas por varios vecinos al marchante americano León Levi, que las traslado a EE.UU. 

Muchas de esas pinturas se exponen en el Museo Metropolitano de Nueva York (The Cloisters)  y otras, que regresaron a España a cambio del abside de la iglesia románica de Fuentidueña, están custodiadas en el Museo del Prado. 

En este video se puede ver una reconstrucción virtual de cómo sería la ermita con todas sus pinturas.

(Post anterior: Camino de Madrid)

Continuará