Toma asiento, ponte el babero, coge el cuchillo y el tenedor
y... ¡disfruta de la tradición!

Reserva una
mesa
  • Categorias

    Jornadas de la Matanza

    jornadas matanza virrey palafox burgo osma

  • Comentarios

    Sin comentarios

Guía para elegir los mejores acompañantes para las Jornadas de la Matanza

Esta experiencia única en el Virrey Palafox es para compartirla, una y otra vez 

¿Aún no sabes con quién venir a las Jornadas de la Matanza de El Virrey Palafox? Es difícil no pasarlo muy bien, pero si que es cierto que con algunas personas disfrutamos mejor que con otras. Como si de un viaje se tratara, cada compañero puede aportar (y restar) muchas cualidades que hagan que un mismo viaje cambie radicalmente. 

Si aún no sabes si es mejor venir con tu pareja, con tus suegros o con tus amigos, te diremos que no importa la relación, si no la conexión que haya entre nosotros y que cumpla todos, o la mayoría, de los puntos que te contamos a continuación. 

1. Compartir los mismos gustos. Si os encanta la carne de cerdo y las Jornadas de la matanza, ¿qué mejor que disfrutarla a la par con los carrillos llenos? 

2. No es mandón, ni sumiso. A nadie nos gusta que nos estén diciendo todo el rato cómo comer, si cogemos mal el tenedor o si tenemos que repetir… pero tampoco nos vayamos a los extremos, que la otra persona también aporte. No obtener respuesta, ni tener ninguna sugerencia, ¡no es divertido! y puede llegar a ser desquiciante.

3. Comparte tus horarios. A ti te gustaría madrugar para venir a pasear por el Burgo de Osma, ver sus monumentos y tus compañeros prefieren llegar a mesa puesta. ¡Empezamos un poco mal! Encontrar a alguien que comparta nuestras preferencias horarias hará que empecemos las Jornadas de la Matanza mucho más relajados. 

4. No teme los imprevistos. De repente encontráis un sitio muy chulo de camino de vuelta, no hace el día que esperabais o cualquier pequeño problema no previsto. Sin duda una actitud positiva ante la adversidad puede hacer que esta sea mucho más llevadera e incluso un bonito aprendizaje. 

5. Te hace reír. Y es que un día sin risa, es un día perdido. Ambientazo + risas= experiencia inolvidable. Recordar: la vida hay que tomarla con (mucha) comida y (mucho) humor.

6. Habla con desconocidos. Ya sabemos que nuestros padres nos decían que no hablemos con desconocidos, pero no hay nada mejor que hacer amigos nuevos y descubrir otros puntos de vista.

7. Sabe mantener la calma. Sabemos que todo va a salir a pedir de boca, pero si nuestro compañero se agobia a la mínima y pierde los nervios, puede que al final nuestra velada no acabe tan bien como nos esperábamos. 

8. Se comporta en público y es respetuoso. ¡Y no sólo con nosotros! En un sitio lleno de personas disfrutando y con buen ambiente, que nuestros compañeros sean unos aguafiestas puede hacer que se nos salgan los colores y no pasemos un buen rato.

9. Muestra sus sentimientos. Lo vais a pasar genial, ¡qué mejor que dejar que aflore en nuestra cara nuestro estómago contento, lleno, feliz!  

10. Controla el postureo. Es imposible que no queráis compartir, un poquito al menos, todo lo que vais a descubrir, ¡y sentir!, en estas Jornadas de la Matanza. Pero sacarse mil selfies con cada plato y revisar cada comentario a cada minuto. Puede hacer que te sientas más solo que la una. 

¡Y esto es todo! Aunque la verdad, verdadera, es que si quieres a alguien y crees que le va a gustar disfrutar de nuestro menú de 22 platazos y del Burgo de Osma, aunque sea un poquito cascarrabias ¡traetelo! Porque la gente que ama comer, siempre es la mejor gente.  

Sin comentarios

Agregar un comentario