Toma asiento, ponte el babero, coge el cuchillo y el tenedor
y... ¡disfruta de la tradición!

Reserva una
mesa
  • Categorias
  • Comentarios

    Sin comentarios

Los rincones perfectos para pasear durante de las Jornadas de la Matanza

El Burgo de Osma tiene muchos encantos y pasear por sus alrededores es, sin duda, uno de ellos

Las Jornadas de la Matanza merecen la pena por sí mismas: 22 platazos, el mejor ambiente y un fin de semana de diversión asegurada. Pero si a esto le añadimos una localización única, en una comarca de ensueño, tenemos un fin de semana de cuento asegurado. 

Y es que en la vida no todo es comer. Aunque, ojo, comer bien y rico es muy importante. Pero si nos gusta pasear, descubrir lugares nuevos y el contacto con la naturaleza no podíamos estar en un sitio mejor. 

En post anteriores, y para completar la visita matancera, os recomendamos una visita al Cañón del Río Lobos a tan sólo 17 km, otros pueblos de alrededor que no debéis perderos como Gormaz, Berlanga de Duero y la ermita de San Baudelio o aprovechar el  Camino de Madrid para hacer un poco de turismo rural.

Sin embargo, si lo que os apetece es pasear tranquilamente desde El Burgo de Osma, hacer una rutilla de senderismo o una romántica caminata a la vera del río, tenemos todo lo que buscáis aquí mismo. 

El paseo de Lagüera 

Foto tomada de esta web

Una de los caminos favoritos para desconectar de los autóctonos, pero bastante desconocido por los viajeros. Para encontrarlo, primero iremos al parque de El Carmen situado junto al Convento. Caminaremos tranquilamente por la carretera que va bordeando el rio, e incluso, si nos apetece y tenemos una bici a mano, podremos dar unas pausadas pedaladas mientras disfrutamos de la tranquilidad de este entorno rural. Torrelaguna quedará atrás, junto con el puente  y la iglesia de Santa Cristina. Al final llegaremos al desfiladero de Peñalavara y podremos hacer un descanso justo a la altura del puente de Lagüera, desde el que daremos la vuelta para regresar al casco urbano. 

Ruta de la Hoz

Foto tomada de esta web

La Fuentona de Muriel tiene la culpa de que nosotros podamos disfrutar de esta ruta con unas impresionantes vistas de la hoz y de la ciudad. Y es que en esta fuente nace el río Abión, cuya hoz nos dejará una instantánea por la que merecerá la pena el esfuerzo. 

Desde el puente de Tenerías, nos dirigimos río arriba en dirección al puente de la Tejada. Por el camino dejaremos el pozo de la Peña y unas preciosas vistas del Castillo de Osma, la Cruz del Siglo, la pared infinita… 

Al regreso del paseo subiremos a la atalaya del Alto de Soria para tomar unas bonitas fotos dignas de compartir. Iremos por el alto de las peñas, por lo que por su complicación se recomienda no subir con carritos de bebés, sillas de ruedas o con niños muy pequeños. 

Paseo por la Vega

Foto tomada de esta web

Otra zona en la que podemos disfrutar en este entorno único se encuentra río Ucero arriba. ¿Te imaginas desconectar de la ciudad por un sendero ilimitado de chopos y huertos? 

Este camino hará las delicias de los aventureros, que podrán llegar a pie a las localidades cercanas de Barcebalejo o Valdelubiel. Podemos partir desde el puente que se encuentra en la N-122 y llegar hasta dónde nos pida el cuerpo. ¡Si es después de las jornadas seguro que tenemos energía para rato!

El Parque del Carmen

Foto tomada de esta web

¿Sin muchas ganas de andar, pero no quieres perderte la conexión con el medio natural? Tenemos el sitio perfecto para dejar atrás el estrés sin andar largos kilometros. 

En el Parque del Carmen podrás disfrutar de una gran variedad de árboles y otras especies vegetales como arces, madroños, castaños, bojs, enebros, cerezos... y si nos acompañan niños podrán corretear y jugar en los columpios con total despreocupación. 

¿Aún con ganas de más? ¿Qué te parece si le damos un toque histórico y nos vamos a hacer el Camino del destierro del Cid? Seguro que nos sentimos como auténticos héroes medievales. 

Sin comentarios

Agregar un comentario